HISTORIAS

9 Julio, 2013

Financiación extrabancaria para las empresas




Share This:




La compraventa a crédito significa para el vendedor entregar un bien a cambio de una promesa de pago en un tiempo especificado en el futuro. De la compraventa con aplazamiento de pago se deriva una relación contractual que implica obligaciones contractuales recíprocas para cada una de las partes.

El vendedor adquiere el derecho de crédito, es decir el derecho a recibir el pago del importe de los bienes vendidos en un plazo determinado. El comprador esta obligado a efectuar el pago de la deuda al vencimiento pactado.

El factor riesgo

Para el acreedor existe la expectativa de que el deudor pagará la totalidad del importe adeudado en el plazo previsto, pero siempre existe el factor de incertidumbre del cumplimiento de los términos del acuerdo; es decir la contingencia de que el deudor no efectúe la liquidación de sus obligaciones. Esta incertidumbre es el riesgo de impago del débito que el acreedor siempre deberá asumir en el momento de conceder el crédito.

Las razones del crédito interempresarial

Las empresas saben que los clientes no sólo deciden en función de la calidad de los productos, precio o condiciones de suministro, sino que también el plazo y condiciones de pago son factores determinantes en el cierre de las operaciones mercantiles.

Las condiciones de pago son con mucha frecuencia un elemento decisivo para vender y la cifra de negocios de una compañía puede aumentar considerablemente gracias a la concesión de créditos a los clientes.

Las ventajas del crédito comercial para los compradores

La realidad del mercado es que la débil capitalización de las empresas compradoras de bienes y las dificultades que tienen para obtener créditos bancarios o acceder al mercado de capitales, les lleva a diversificar sus fuentes de recursos financieros y a buscar financiación extrabancaria sin coste.

La principal fuente de financiación extrabancaria gratuita es el crédito otorgado por el suministrador a sus compradores a través de los aplazamientos de pago, de manera que en la práctica el proveedor actúa como prestamista y el cliente como prestatario.

Muchas empresas nunca hubieran podido iniciar sus actividades sin el crédito concedido por sus proveedores. El crédito interempresarial representa la principal fuente de financiación para los compradores que no pueden acceder al crédito bancario para financiar sus activos circulantes. De modo que el crédito comercial que conceden los proveedores constituye la principal fuente espontánea de financiación que disponen las empresas y es una de las fuentes más flexibles de financiación a corto plazo. Algunas empresas utilizan el crédito de proveedores como fuente principal de financiación a corto plazo para todas las partidas de sus activos corrientes. Estas compañías pueden financiar la totalidad de sus existencias, de sus cuentas a cobrar y de su disponible con los créditos de proveedores.

La coyuntura también influye poderosamente en el crédito entre empresas, puesto que cuando los tipos de interés bancario suben, el crédito interempresarial experimenta un crecimiento proporcional al incremento de los tipos de interés. En las épocas en que los tipos de interés son muy elevados, el volumen del crédito entre empresas alcanza sus mayores proporciones, en cambio cuando los tipos de interés son muy bajos, el crédito comercial concedido entre empresas se reduce muy considerablemente. También en épocas en que los bancos practican férreas restricciones crediticias y no quieren asumir riesgos y que el crédito bancario se convierte en un bien escaso el crédito interempresarial cobra mayor protagonismo.

Las ventajas que el crédito comercial reporta a los proveedores

La concesión de crédito a clientes por parte del vendedor no se basa en motivos altruistas puesto que reporta las siguientes ventajas económicas al proveedor:

1- Si un cliente obtiene crédito, lo más probable es que prospere. Si aumenta la actividad empresarial del cliente, lógicamente comprará más producto al proveedor.

2- Mediante el crédito el suministrador ofrece un servicio adicional a sus clientes lo que permite fidelizarlos y asegurar ventas futuras.

3- Aumenta su cuota de mercado vendiendo a un segmento de compradores que sólo pueden trabajar a crédito.

4- Los compradores a los que se concede un crédito están dispuestos a pagar un precio más elevado del que pagarían con pago inmediato, por lo que la rentabilidad de las ventas a crédito es superior que las de contado.

5- Las empresas que venden a crédito proyectan una imagen positiva ante los clientes, proveedores y competidores, por el contrario una empresa que no conceda crédito es sospechosa de tener pocos recursos económicos.

6- Con la concesión de créditos a sus clientes el proveedor puede aumentar su volumen de negocio y por consiguiente puede mejorar sus economías de escala, ya que lógicamente cuantas más unidades del producto fabrique o compre, el costo por unidad bajará, por lo tanto el crédito a clientes al conseguir un acrecentamiento de las ventas, aumenta la producción de bienes e incrementa la utilidad por unidad comercializada.

La importancia macroeconómica del crédito interempresarial

El crédito interempresarial juega un papel esencial en la economía, puesto que la extrabancarización financiera facilita la existencia de unos flujos financieros que conducen a un incremento de la riqueza en la economía productiva, al permitir que los medios de producción pasen a manos de personas competentes para utilizarlos y generar riqueza.

Por consiguiente se puede afirmar que el crédito aumenta el volumen de bienes vendidos, incrementa la producción de las empresas y acelera el movimiento de capitales.

El crédito es vital para el funcionamiento de la economía, puesto que en la actualidad entre el 80 y el 90% de las transacciones comerciales entre empresas se efectúan con pago aplazado, aunque por supuesto este porcentaje es un promedio estadístico y no se puede aplicar uniformemente a todos los sectores y clases de negocios.

El aspecto menos positivo del crédito entre empresas es el riesgo de insolvencia al hacerse las empresas concesiones de créditos entre unas y otras bajo criterios no financieros. Y además las compañías carecen de personal con conocimientos especializados para hacer estas concesiones. Esta situación puede provocar en una coyuntura económica de recesión el tan temido efecto dominó que consiste en los quebrantos empresariales en cadena debido a la insolvencia de las empresas y al incumplimiento de sus compromisos de pago.

Fuente: Plataforma Multisectorial Contra La Morosidad

Imagen: Consejo General de Economistas de España

CONTACTO

MADRID
Orense 34, planta 8ª 28020.
T+34 91 192 21 22

BARCELONA
General Mitre 28-30 08017.
T+34 93 363 65 10

Contamos con oficinas en Madrid y Barcelona. Nuestro socio en Latinoamerica, Englobally, está ubicado en Santiago de Chile.

Además, somos parte de Englobally Group, un grupo internacional de profesionales expertos en Outsourcing contable y laboral con miembros en más de 25 paises. Cada uno aporta un conocimiento local riguroso, ofreciendo así una cobertura internacional con un trato cercano y de confianza.

Nombre

E-mail

Deja este campo en blanco, por favor.

Mensaje

Por favor copia el código abajo
captcha