HISTORIAS

11 Octubre, 2012

La Justicia da vía libre al despido flexible de 20 días lanzado en la reforma laboral




Share This:




SENTENCIA/ La Audiencia Nacional aprueba el primer ERE de un grupo de empresas. Cree probadas las pérdidas económicas, constata que los jueces no deben valorar las causas, como dice la ley, y da credibilidad al Informe de la Inspección de Trabajo.

M. Serraller/M. Valverde. Madrid
La Audiencia Nacional ha avalado el primer ERE de un grupo de empresas de la reforma laboral. En una sentencia, aprueba el Expediente de Regulación de Empleo de un importante grupo del sector dela automoción, ya que considera probadas las pérdidas económicas que alegó la empresa –y reconoce que el tribunal no debe entrar a juzgar las causas ni la estrategia empresarial–, y otorga plena credibilidad al Informe de la Inspección de Trabajo que lo sustentó.

En este fallo, el Tribunal da un espaldarazo a las empresas y a la propia reforma laboral, ya que, como adelantó EXPANSIÓN, desde el pasado 28 de mayo hasta julio, los jueces han tumbado todos los ERE presentados después de que entrara en vigor el 12 de febrero la nueva norma, y la mayoría de estos despidos anulados afectaban a grupos de empresas. Los jueces consideraban que las empresas habían incurrido en defectos formales en la presentación de los Expedientes. La primera sentencia que avaló un ERE de la reforma, del Tribunal Superior de Justicia de Galicia, no afectó a un grupo.

En el caso que ahora ha juzgado la Audiencia Nacional, un grupo de empresas instó un ERE en Canarias. Lo presentó allí porque el 70% de su plantilla está radicada en las Islas, pero la Autoridad Laboral canaria lo anuló el 6 de febrero. A su juicio,se partía de una situación económica negativa pero la extinción resultaba desproporcionada y era posible una medida menos traumática.

El segundo ERE se instó en abril y se hizo como grupo de empresas de alcance nacional. No hubo acuerdo con los sindicatos, pero contó con el aval de la Inspección de Trabajo. El mismo caso que se había anulado antes de la reforma laboral se aprobó después.Los
trabajadores decidieron recurrir. La empresa acreditó pérdidas acumuladas en los últimos cuatro años que ascendían a 60 millones de euros, que no se había abonado la paga extraordinaria de junio y que se estaba renegociando la deuda con la Seguridad Social. Y aludió a una caída del mercado del automóvil de más del 50%.

Así lo refleja el Informe de la Inspección de Trabajo que, para la Audiencia, “goza de presunción de certeza no sólo en cuanto a los hechos que son susceptibles de percepción directa del inspector, sino también a aquellos hechos que resulten acreditados por medios de prueba”. UGT sostuvo que ni la Directiva 98/59 ni el artículo 51 del Estatuto de los Trabajadores ni el Real Decreto 801/2011 reconocen legitimación para instar un despido colectivo a los grupos de empresas. El grupo defendió que su naturaleza no es mercantil sino laboral, por presentar unidad de dirección,caja común y confusión de plantillas.

La sentencia se lamenta de que “una vez más, la Sala se ve obligada a resolver un conflicto que el legislador no ha contemplado. La regulación del despido colectivo, recientemente revisada, guarda silencio respecto a los grupos de empresas, a pesar de que son cada vez una realidad cada vez más generalizada”.Y le parece acreditado que concurre un grupo laboral, por lo que el empleador es el grupo. A este respecto, Jesús Mercader, catedrático de Derecho del Trabajo de la Universidad Carlos III, cree que “esta solución permite resolver inaplazables problemas en la crisis pero quizá debe ser el legislador el que dé respuesta uniforme”.

Por último, los sindicatos cuestionaron la viabilidad futura de la empresa a consecuencia de la medida extintiva.  Pero la sentencia recuerda que la reforma laboral ha suprimido la proyección de futuro y ha desvinculado la causa del mantenimiento del empleo:
“Ya no se trata de lograr objetivos futuros, sino de adecuar la plantilla a la situación de la empresa. La justificación del
despido ahora es actual”.
“El cómo afecten las extinciones al devenir de la organización productiva es una cuestión de estrategia empresarial que exigiría un juicio de oportunidad relativo a la gestión de la empresa que el legislador expresamente desea erradicar de la labor de supervisión judicial”,remacha la sentencia.
Así, Fermín Guardiola, socio director de Laboral de Baker & McKenzie, entiende que “los tribunales deben limitarse a contrastar la existencia de las causas legales. Los sindicatos pedían al tribunal que entrara en valoraciones que, dice la Audiencia, no le corresponde hacer, sino exclusivamente a las empresas. Hay que darle, eso sí, gran importancia a configurar las memorias económicas que justifican el despido”. En la misma línea se manifiesta Federico Durán, socio de Garrigues, quien celebra que se relativicen los supuestos incumplimientos formales. Esteban Ceca Magán, socio director de Ceca Magán Abogados, espera que “el Supremo dicte una resolución definitivamente clarificadora, evitando así la contradicción con que se pronuncian los jueces”, aun cuando celebra que “se constata un progresivo menor rigor obstativo en la aplicación judicial de la reforma”.

Fuente: Expansión

Share This:

CONTACTO

MADRID
Orense 34, planta 8ª 28020.
T+34 91 192 21 22

BARCELONA
General Mitre 28-30 08017.
T+34 93 363 65 10

Contamos con oficinas en Madrid y Barcelona. Nuestro socio en Latinoamerica, Englobally, está ubicado en Santiago de Chile.

Además, somos parte de Englobally Group, un grupo internacional de profesionales expertos en Outsourcing contable y laboral con miembros en más de 25 paises. Cada uno aporta un conocimiento local riguroso, ofreciendo así una cobertura internacional con un trato cercano y de confianza.

Nombre

E-mail

Please leave this field empty.

Mensaje

Por favor copia el código abajo
captcha