HISTORIAS

4 Enero, 2013

Con una Europa en crisis, las empresas nacionales deben mirar hacia Latinoamérica

Share This:

Entrevista a Pau Garcia-Milà, fundador de eyeOS y consejero de Bananity

Pau Garcia-Milà es un joven empresario y emprendedor desde los 17 años. En la actualidad dirige eyeOS, una compañía fundada en 2005 que fue parte de los inicios del Cloud Computing. Es también co-ideador y consejero de Bananity, una red social orientada a potenciar lo que apasiona a las personas a partir de lo que aman y odian. Recientemente, fue el encargado de clausurar las VII Jornadas Profesionales del Coaching celebrándose en Barcelona. Pudimos hablar con él y comprobar que la clave de su éxito es el gran optimismo que desprende y las ganas de siempre seguir hacia delante y no tener miedo al fracaso.

 

Recientemente clausuraste las VII Jornadas Profesionales del Coaching, organizadas por ICF España. ¿Qué quisiste transmitir a los presentes?

La verdad es que es complicado hablar delante de los numerosos profesionales de coaching que asistieron a mi charla cuando, precisamente tú  o te dedicas a eso. El reto era, por lo tanto, muy difícil. Más allá del coaching, intenté transmitir que, muchas veces, nos olvidamos de las reacciones de las personas cuando llevamos a cabo una idea, proyecto, etc.
En este sentido, España es uno de los países en los que peor se reacciona cuando alguien tiene ganas de emprender y de activar una idea. El coaching debería ser útil, no solamente para las propias personas sino también para su entorno, que es el que más frena cuando la persona quiere hacer cosas.

Por tus declaraciones, artículos, etc. ¿eres un tipo optimista, no? De hecho tu último libro trata sobre esto…

Considero que el optimismo es necesario. Para mí es un estilo de vida que se encarga de recordarnos que seguro que tendremos que pasar por momentos complicados. Pero, a su vez, es una manera de superar esos momentos, porque aprendes a recordar los buenos. ¿Cuál crees es el secreto para ser tan joven y tener tantos proyectos como tú? No hay ningún límite establecido de proyectos por persona. El secreto es muy sencillo: sólo hay que estar dispuesto a hacerlo todo y a dedicarle mucho tiempo.

¿Qué pensaste en 2005 cuando diste el paso y fundaste tu compañía eyeOS?

En mi caso no fue “quiero montar una empresa”, sino “quiero desarrollar este proyecto y uno de los pasos que necesito es montar la empresa”. Por lo tanto, mi experiencia es algo especial ya que se dio el caso de que necesitaba una compañía para poder finalizar el proyecto que andaba por mi cabeza.

Y ahora eyeOS está dando el salto a América Latina ¿no es verdad?

Recientemente, hemos enviado una expedición a Brasil. Anteriormente, ya hemos visitado otros países latinoamericanos. Creo que en una Europa que está, claramente, en crisis y con una España aún peor, muchas empresas nacionales deberían empezar a ver el gran futuro que ofrece, hoy en día, América Latina. Y no sólo se trata de la facilidad de idioma, sino que, en la mayoría de casos, compartimos objetivos y metas. Esos países representan grandes oportunidades y, además, tienen ganas de hacer cosas nuevas, y creo que España ya no.

¿Cuáles son los pasos que debemos seguir para hacernos emprendedores?

Yo siempre digo que el único requisito que hay que cumplir para montar una empresa es montar una empresa. Es decir, fundar una compañía no es algo complicado. Simplemente hay que llevar a cabo cuatro o cinco pasos. Lo más complicado, según mi propia experiencia, es prepararnos psicológicamente para saber tener éxito, fracasar y superar los problemas.

¿Crees que en España tenemos miedo a dar ese paso?

Hace unos años, trabajar en la administración o en un banco era un valor seguro. Hoy en día, nadie tiene asegurado su puesto de trabajo. Te pueden despedir en una pyme, en un banco o en una administración y, por lo tanto, puedes triunfar o fracasar siendo tú mismo el empresario o trabajando en una compañía por cuenta ajena.

¿El Gobierno o las administraciones deberían facilitar más a los ciudadanos la posibilidad de hacerse emprendedores?

Yo diría que soy bastante liberal en este aspecto. Para mí, no hacen falta más ayudas, sino que se quiten palos de las ruedas. Es decir, no se trata de dar muchas subvenciones y hacer fotos con los emprendedores sino, por ejemplo, hacer gratuitos algunos trámites que nos obligan a hacer. Más que ayudas, prefiero que el emprendedor tenga alguno de los pasos a su alcance de manera gratuita.

¿Cuál es el principal freno a este espíritu innovador?

Obstáculos nos encontraremos muchísimos, de eso hay que ser consciente. Pero, considero que las trabas administrativas son más bien un freno. Acaban saliendo, sí, pero tardan horrores. No es tanto el freno, sino las pequeñas cosas que nos obstaculizan el día a día y hacen extremadamente complicado empezar a rodar tu idea.

¿Cambiarías algunos valores de los empresarios españoles?

Hay que renovar por completo la figura del empresario, sin excepción. Hace cincuenta años, la imagen que tenía la sociedad del empresario era la del típico señor de clase alta, con el puro en la boca, mala cara…Hoy en día, el empresario es, precisamente, el que elije esta profesión y no tiene nada que ver con los ingresos de tus padres. El empresario antiguo, aquel más tradicional, quiere mantener su imagen y su clase social, cuando ya no existe en la sociedad actual.

Fuente: Equiposytalentos

Segunda parte>>

Share This:

CONTACTO

MADRID
Orense 34, planta 8ª 28020.
T+34 91 192 21 22

BARCELONA
General Mitre 28-30 08017.
T+34 93 363 65 10

Contamos con oficinas en Madrid y Barcelona. Nuestro socio en Latinoamerica, Englobally, está ubicado en Santiago de Chile.

Además, somos parte de Englobally Group, un grupo internacional de profesionales expertos en Outsourcing contable y laboral con miembros en más de 25 paises. Cada uno aporta un conocimiento local riguroso, ofreciendo así una cobertura internacional con un trato cercano y de confianza.

Nombre

E-mail

Deja este campo en blanco, por favor.

Mensaje

Por favor copia el código abajo
captcha