Las nuevas medidas que entrarán en vigor con la Reforma fiscal, previstas en su mayoría para el ejercicio 2015, van a implicar en algunos aspectos una pérdida de oportunidades de planificación fiscal que la normativa actual nos ofrece.

A efectos de obtener el máximo provecho de la misma, conviene tener en cuenta qué debemos hacer antes de final de año. Destacamos, a continuación, algunas de las que nos llaman más la atención en el ámbito del IRPF.

– La nueva normativa prevé la desaparición, entendemos que en perjuicio del contribuyente, de las siguientes medidas:

  • La exención aplicable a los perceptores de dividendos, que se sujetaba al límite de 1.500 euros anuales;
  • Los denominados coeficientes de abatimiento existentes a través de una sucesión de regímenes transitorios desde el año 1996 (si bien, a la fecha de publicación de este post, una enmienda del Partido Popular introducida en el Senado, mantendría dichos coeficientes hasta un límite de 400.000,00 € en el valor de transmisión); así como,
  • Los coeficientes de corrección monetaria aplicables exclusivamente a la tributación de bienes inmuebles

Asimismo, se prevé la modificación del tratamiento fiscal de las reducciones de capital social con devolución de aportaciones y del reparto de la prima de emisión de acciones, que pasan a tributar como rendimientos del capital mobiliario, con determinados límites.

También te puede interesar
Modificaciones sobre el IVA

-¿Y qué implicaciones prácticas tienen para la mayoría de los contribuyentes estas medidas? ¿Es necesario anticiparnos al cambio?

Pues bien, si Ud estaba pensando en recibir dividendos de su sociedad, vender determinados activos de su propiedad, llevar a cabo una reducción de capital con devolución de aportaciones a los socios o un reparto de la prima de emisión de acciones de su compañía, sí conviene analizar si es necesario anticipar alguna de estas acciones al ejercicio 2014 y no esperar al 2015, pues su tratamiento, como hemos apuntado anteriormente, no resulta, a priori, más beneficioso con la nueva normativa.

– Recuerde acompañarse siempre de un experto en estas materias, le ayudará a hacer las cosas bien y a aprovechar al máximo la legislación aplicable.

También te puede interesar

 


Publicado el 11-2014 por PBS