La entrega de los vales comida o tiques restaurante a los trabajadores se ha convertido en una modalidad salarial cada vez más habitual, ya que esta fórmula presenta numerosos beneficios fiscales, tanto para empresas como para empleados.

De este modo, mientras que las empresas pueden deducir en su Impuesto sobre Sociedades la totalidad del importe destinado a los tiques, en concepto de “gastos de personal”, los trabajadores están exentos de tributar por las cuantías recibidas.

Asimismo, debido al éxito de esta modalidad salarial y con la finalidad de adecuar el incentivo a los precios de mercado, el Gobierno elevó el pasado año la cuantía exenta, que pasó de 9 a 11 euros diarios. Con este aumento, los trabajadores podrán ahorrarse la tributación de 2 euros diarios adicionales, 5 días a la semana y durante un período máximo de 11 meses.

✔ Para que tanto empresas como trabajadores puedan beneficiarse de este incentivo fiscal, es necesario cumplir los siguientes requisitos:

  • El importe máximo diario es de 11 euros, debiendo tributar el exceso como retribución en especie.
  • Deben estar numerados, expedidos de forma nominativa y ser intransferibles.
  • Debe figurar en ellos la empresa que los emite y, en caso de que sean en soporte papel, constar su importe nominal.
  • La cuantía de 11 euros diarios que no se consuma en un día no puede acumularse a otro día.
  • No debe poder obtenerse el reembolso de su importe.
  • Pueden ser utilizados, únicamente, en establecimientos de hostelería.
  • La empresa que los entregue debe llevar y conservar una relación de los vales entregados, en la que se incluya el número de documento, su importe nominal y el día de entrega. A estos efectos, la Dirección General de Tributos entiende que el día de entrega equivale al día en que el trabajador debe utilizar el tique.
También te puede interesar
SAP Business One: una gran solución para gestionar tu expansión internacional

Asimismo, es necesario que la prestación no tenga lugar durante días en que el trabajador devengue dietas por manutención exceptuadas de gravamen y que la utilización de los tiques se efectúe en los días hábiles para aquel.

✔ Con carácter general, el cumplimiento de los requisitos expuestos es a cargo del empleador. En caso de incumplimiento, se generaría una retribución en especie para el trabajador, sobre el que la empresa estaría obligada a realizar el correspondiente ingreso a cuenta.

No obstante, la Dirección General de Tributos ha establecido que, en relación con la prohibición de acumulación de cuantías, al ser una cuestión que depende de la voluntad del trabajador, la responsabilidad de su cumplimiento no es exigible a la empresa. De este modo, en caso de incumplimiento del mismo, será el empleado quien deberá incluir en su declaración-liquidación las retribuciones en especie que correspondan a los importes acumulados.

✔ En resumen, de cumplirse los citados requisitos, comer fuera de casa puede ayudarle a ahorrar impuestos.


Publicado el 03-2019 por PBS