Por Montse Mateos /29-09-2011

La persona que asuma el timón del Ministerio de Economía tendrá ante sí tareas casi hercúleas. La crisis tiende a acelerarse y el mundo de la empresa y de las finanzas confía en que los nuevos inquilinos de Alcalá 9 generen un clima de confianza y de impulso a la actividad. Por este motivo, se han desatado un sinfín de quinielas y rumores sobre la persona que será elegida tras el 20-N.

El próximo ministro de Economía tendrá que pilotar en 2012 una economía con un escuálido crecimiento (del 1,1% según el FMI), tendrá que elaborar serios recortes para cumplir con los compromisos europeos (el déficit debe menguar del 6% del PIB al 4,4% según las previsiones establecidas) y deberá lidiar con una tasa de paro que nadie espera se separe del 20% de la población activa. Además, representará a España en las cumbres económicas europeas, en las que se está definiendo un nuevo y vital modelo para el futuro. EXPANSIÓN ha consultado con analistas y expertos del mundo de la economía y de la política sobre el tipo de perfil que es el ideal. Y sobre cuáles podrían ser los candidatos que mejor desempeñen el cargo.

La persona elegida para llevar la cartera de Economía debe ser una persona de prestigio, tanto nacional como internacional. Una de sus principales tareas debe ser la de trasladar una imagen de solvencia hacia el exterior. También se espera que sea una persona con experiencia en gestiones internacionales. Y que cuente con respaldo total del jefe del Ejecutivo y del partido de gobierno para realizar las duras tareas que le aguardan. La fluidez en los idiomas se da también por descontada.

A continuación presentamos  los 20 candidatos preseleccionados para que puedan votar por su preferido. La lista permanecerá abierta hasta las elecciones.


Publicado el 09-2011 por PBS